Traductor de la página

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

martes, 21 de septiembre de 2010

Doña Petrona, una reina en la cocina.


Mucho antes que la cocina fuera gourmet. Mucho antes que la cocina de autor. Antes que fuera light o diet, naturista, vegetariana o macrobiótica. En las cocinas argentinas reinaba sin rivales Petrona C. de Gandulfo. Reinaba y reinó por varias generaciones. Desde su primera aparición sus libros fueron el evangelio culinario del ama de casa nacional.
Eran otros tiempos aquellos. Tiempos en que la cocina era cosa de mujeres. Las casas tenían amas de casa. Al país llegaban de a miles, inmigrantes de todas las latitudes. Llegaban, muchos, huyendo de guerras, del hambre y de la miseria. Y a esas mujeres se dirigía Petrona, a esas señoras. 
Eran tiempos extravagantes en que las mujeres cocinaban todos los días. En todas las casas había olor a sopa, a guiso. Las familias se reunian para comer todos juntos y  eran todas numerosas. 
Hoy cuando la publicidad nos vende reuniones de amigos super divertidos tomando cerveza,  tenemos todo el derecho de añorar los tiempos que juntábamos las mesas todos los días, montones de tíos, primos, abuelos,  padrinos, cuñados o cualquiera que venía y se quedaba a comer. Había para todos.
A esa sociedad Petrona le enseñó a hacer platos nacionales e internacionales, amalgamando un amplio espectro culinario y generando una actividad que la tuvo como pionera y creadora  indiscutida.


Petrona C. de Gangulfo

Nació en Santiago del Estero el 29 de junio de 1896.  
Cada mañana y cada tarde mantenía su inalterable ritual de salud: tomar un vaso de whisky on the rocks. La receta la empujó a vivir hasta los 95 años, hasta aquel 6 de febrero de 1992 en que el corazón se cansó de bombear.
A los 87 años, tan secretos como algunas de sus recetas sagradas de las que sólo daba indicios básicos, todavía fumaba y parecía gozar con los montones de puchos que dejaba con la marca del rouge de rojo tan intenso como la sangre, en los ceniceros que ella misma esparcía por donde pasaba.
Lucía  ese porte de reina plebeya que había logrado convertir a la cocina casera en una monarquía femenina cuya doctrina se asentaba en El libro de Doña Petrona, que apareció en los años 30, y cuyos 5000 ejemplares se agotaron en un mes, anticipándose a ese tipo de éxitos de marketing que hoy exigirían consultores y sondeos.
El libro llegó a tener unas 800 páginas y más de 3000 recetas, y ya deben haberse impreso unas cien ediciones.
A ella, que venía de una tierra casi sin agua y obviamente sin mar, le atraían los crustáceos, las ostras, los mariscos servidos con champagne francés.
Tenía dotes de comunicadora. De mensajera de olores, aromas y sabores. Era picante y amaba los picantes. Tuvo dos matrimonios y a esa edad en que se dice todo lo que se piensa dijo sin ínfulas, como quien dice algo natural como el aire: "Siempre gané mucha más plata que mis maridos, pero supe ubicarme y darles a cada uno el lugar de señor de la casa". 
Ella en la cocina fue más: fue la reina.
Había en ella un aire altivo, una simpatía distante, una conciencia de su protagonismo monárquico. 
Desde la pantalla se comunicó con las mujeres argentinas de varias generaciones.
"Siempre me decían que era una creadora cara -dijo-. Y tenían razón. ¿Qué les va a preparar Doña Petrona? ¿Un guisito de morondanga?".

Hoy que estragados por el colesterol y el ácido úrico, comemos poquito, con miedo y con culpa la quiero homenajear con toda mi admiración publicando estos dos videos que la muestran  en el año 1960 enseñando a hacer un Pan Dulce imperdible.

1° Parte

2°Parte

30 comentarios:

Mari dijo...

Gracias Cris por compartir la historia y los vídeos de Doña Petrona. Una persona admirable.

Un saludo

Cris dijo...

Mari:
Gracias a vos por pasar por el blog, besitos

Da y Mer dijo...

Pues no la conocia!! que interesante. creo que empezarè a tomar un vaso de whisky on the rocks, cada mñana y cada tarde!!
Fantastico report. felicidades!

Curra dijo...

Cris muchas gracias por compartir esta joya.
Un abrazo

Caro dijo...

Qué lindo como escribís, ya te lo había dicho, me gustó tu entrada de punta a punta!! Tuve la suerte de tener una mamá con un libro de Doña Petrona a mano, muchas veces de chiquita lo miraba y de grande tengo unos fascículos de esta cocinera maravillosa, en donde admiro las obras de arte que ella creaba. Tenes razón, este es un tiempo de cuidarse, de comer sano y reemplazar la manteca por el aceite...Pero no hay que olvidarse de disfrutar, de juntarse en familia, de agasajar a nuestros hijos con sus comidas preferidas, de probar recetas sin miedo...Ese es el legado de una gran cocinera!!!
Feliz primavera tía y feliz día del estudiante para vos!!!
Un beso grande!!

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Me ha gustado ver estos vídeos, todo tan manual, tan bien explicado y con buen resultado. Gracias por compartirlo.
Besos.

Tuqui dijo...

Ahora con los programas de Narda que realiza recetas de Petrona, por Utilisima, volvimos a abrir su hermoso libro y recrear algo de lo que nos dejo alli.
Besitos a las dos Petronitas

luisa dijo...

No conocia a esta Sr.pero a partir de hoy investigare sobre ella, gracias por compartilo con nos. Un saludito.

Rosi dijo...

Me encantó tu post... muy interesante y aprendiendo cosas que desconocía...
Besitos,

Viena dijo...

Cris qué emoción, tengo el libro de Petrona, esa especie de Julia Child a la Argentina ¿verdad?
Escuché hablar de ella y hace unos meses mi mejor amiga iba a su tierra, Argentina, a visitar a sus padres. Ella me dijo: ¿Eh gorda, querés que te traiga algo de allá? Y le contesté: El libro de Doña Petrona.
Aclaro para los no argentinos, que "gorda" es un apelativo cariñoso, que viene a ser como nuestro: cielo o cariño. A mi me costó comprenderlo jajaja. Al principio íbamos de compras juntas y ella me decía de una punta de la tienda a la otra en la que yo estaba: ¡Eh gorda! Y todo el mundo volvía la cabeza pensando en pobrecita yo, jajaja, luego lo comprendí, aquí el gorda puede ser un insulto, allí es lo mejor que te pueden decir ¿a que sí?
Bueno, la cuestión es que nos reímos porque Petrona es toda una institución en Argentina, todo el mundo la conoce.
De esa, tengo el libro en mi poder, claro, y bueno, es tal cual tu lo estás describiendo, el libro de una reina de la casa, de una madamme de los fogones, impresionante.
Me ha encantado leer tu artículo.
Un beso.

Kako dijo...

Estas son las recetas de toda la vida, que bonito!, hasta yo sabía de doña Petrona´.
Un beso, me voy a ver esa merluza.

ARIADNA dijo...

DOÑA PETRONA, QUE BUENO QUE ME LA PRESENTAS NO TENIA EL GUSTO¡¡¡¡

UN ABRAZO Y BESITOS

Ana - El dia mas dulce dijo...

No tenia el gusto de conocer esta historia. Me gusta que hagamos un poco de historia, no hay que olvidar los orígenes, sino no seríamos lo que somos.
Gracias
Un beso

Cris dijo...

Da y Mer:
Me alegra haberte hecho conocer a esta cocinera admirable. No es mala idea la del whisky, ¿qué tal si resulta un elixir de la juventud?
Besitos

Cris dijo...

Curra:
Me gustó mucho escribir sobre Petrona porque la admiro de verdad.
Cariños

Cris dijo...

Caro:
Gracias por tus palabras. Es cirrto lo que decís, tenemos que mantener esas tradiciones porque el papel de la familia no lo puede asumir nadie más y tenemos la obligación de preservarla para nuestros hijos y nietos, te mando un abrazo!

Cris dijo...

Caro:
Gracias por tus palabras. Es cirrto lo que decís, tenemos que mantener esas tradiciones porque el papel de la familia no lo puede asumir nadie más y tenemos la obligación de preservarla para nuestros hijos y nietos, te mando un abrazo!

Cris dijo...

La cocinera de Betulo:
Era una maestra en lo suyo y abrió un camino por el cual fueron transitando los demás cocineros.
Gracias por tu visita. Cariños

Cris dijo...

Tuqui:
Gracias por lo de Petronita, no alcanzo a ser ni Juanita, pero cocino con amor, eso es importante. Un beso grande.

Cris dijo...

Luisa:
Me alegro que hayas conocido a esta mujer digna de admiración. Gracias a vos por pasar por el blog.
Besitos

Cris dijo...

Rosi:
Gracias por tus generosas palabras, te espero siempre. Besos

Carmen dijo...

Doña Petrona recibe con distinción, jaja, así era el título de uno que tenía mi mamá en el librero, pero que yo no lo tengo, ay. Tengo otro, claro que sí, uno super grueso y empastado de color verde, no recuerdo el nombre.

Una persona muy interesante, no sabía que hubiera nacido a finales del siglo XIX, me gustó tu entrada.

mesilda dijo...

Me ha encantado Ver estos videos,gracias por compartirlos,no conocia a doña Petrona,ha sido un placer verla en accion.
Besets.

Capricornio dijo...

que bonita entrada, orgullo y talento nacional para exhibir.
en muchos otros lugares también hay una Doña Petrona, gracias por los videos y relato.

Annie dijo...

Un lindo homenaje a Doña Petrona.
Besos

MªJosé dijo...

un buen articulo cvris, siempre es bueno el saber.
besitoss guaapaaaa

Gitanilla dijo...

Cris que post tan conmemorativo!!! y la expedición en youtube super importante para mí porque me parece alucinante conocer a esta cocinera tan buena. En cuanto pueda me lanzo a buscar más cosas sobre ella.

besitos guapa

Mª Ángeles Sánchez dijo...

Pues es una delicia leer estas historias de personajes tan interesantes. No sabía nada de ella. Y ahora me ha entrado la curiosidad.
El video es tesoro.
Gracias.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Famosisíma, realmente la reina. La Julia Child sudamericana.
Recuerdo que desde chica cuando me gustaba hacer tortas, mamá me decía ''Petrona Gandulfo'', ya que mamá no sabe ni freír un huevo , jaja..
Es la primera vez que veo una foto de ella, gracias por esta entrada, he disfrutado mucho leerla.
besos
Gaby

Miri dijo...

Gracias Cris por esta entrada, te cuento que yo tenia el libro y un dia una amiga me lo pidio para sacar fotocopia de unas recetas y no la vi mas......ni a ella, ni al libro!!!!!!!
Estoy buscando una receta de ese libro y hasta el momento no tuve suerte!!!!! sera que me puedes ayudar?
Son unos scons deliciosos, probe diferentes recetas y no son los scons de Gandulfo!!!!!!!!!!
sweetcakestoronto
Muchas gracias y un besito
miri